Cómo Alimentarte naturalmente para Subir tus Defensas y tener más Energía Vital

Cómo Alimentarte naturalmente para Subir tus Defensas y tener más Energía Vital

Es bien sabido que la alimentación es un factor fundamental de salud, eso es indiscutible.

Ahora bien ¿Qué tipo de alimentación es la más saludable?

Una cosa que te puedes encontrar, es que hay una tendencia de que todo el mundo opina de alimentación, aunque no sea un especialista en ella o una autoridad en la materia.

¿Cuántas veces te ha dicho alguien que no se dedica a la alimentación o nutrición, que lo que estas comiendo no es bueno y tendrías que comer de otra forma? ¿O que tal alimento o suplemento nutricional es excelente?

Hay muchos tipos de dietas y modalidades de alimentación y puede ser que tengas dudas cual es la mejor de ellas o la más adecuada para ti.

La falta de consenso dentro de la nutrición, incluyendo la dietética “oficial” es grande y conlleva a confusión y dudas.

¿Cuánta proteína es necesaria?

¿Cuáles son las fuentes de proteínas más adecuadas?

¿Si no comes alimentos de origen animal te faltara proteína, hierro o vitamina B 12?

¿Los lácteos son necesarios? ¿Son una fuente fundamental de calcio y proteína?

¿Ser vegetariano te puede conllevar carencias?

¿Qué tipo de carbohidratos son los más saludables?

¿El gluten es perjudicial?

¿Cuántas veces hay que comer al día?

¿Cómo sería el desayuno más saludable?

¿Los aditivos, conservantes y colorantes son perjudiciales aunque estén autorizados?

¿Hasta qué punto te pueden perjudicar los pesticidas que se utilizan en la producción de alimentos?

¿Hay que suplementarse para que no te falten nutrientes?

Estas son solo alguna de las preguntas y dudas que puedes estar teniendo.

Dudas en la alimentación

Hay estudios científicos que se contradicen entre ellos y continuamente salen nuevos que tiran por tierra lo que antes decían que era correcto. Lo que antes decían que estaba mal, ahora parece ser que está bien o al contrario.

Habría que ver quién financia esos estudios. Porque si lo hacen industrias o corporaciones con intereses económicos en la venta de esos alimentos, estos estudios son bien sabido que se pueden manipular poniendo más énfasis en ciertos factores y menos en otros.

Desde que comenzó la era industrial, por ahí en los años 50, la alimentación humana empezó a dar un giro importante.

Seguramente si preguntas a mayores de 80 años, compraban pocas cosas en las tiendas y supermercados en su juventud.

Desde entonces y cada vez más, la alimentación se ha convertido en uno de los mayores negocios y el rentabilizar las ganancias hace perder calidad en los alimentos.

Últimamente hay un movimiento por parte de unos pocos para recuperar una alimentación más natural, menos procesada, de cercanía y lo más ecológica posible. Seguramente si estás leyendo este artículo es porque eres uno de ellos.

Ahora bien, en ese cambio de tendencia también se cometen muchos errores y hay mucha controversia, dudas e incluso los intereses económicos tienen más peso que ofrecer realmente una buena alimentación; ya sea en la venta, como en la docencia e información a nivel nutricional y alimenticio.

Vamos a intentar aclarar cosas, sobre todo, las fundamentales que tienen un impacto importante en tu sistema inmune y en tu energía vital.

Aquí no vamos a hablar de la alimentación ideal, ya que cada uno tiene que buscar su ideal, pero si nos vamos a basar en la fisiología del ser humanos, en la observación de la naturaleza y en estudios científicos independientes para asegurarnos de que no están manipulados por intereses económicos.

Empecemos por qué alimentos son los más perjudiciales y afectan de forma negativa a tu sistema inmune y a tu energía vital, los cuales hay que eliminar o reducir en lo posible.

HAY 5 ANTI-ALIMENTOS O VENENOS BLANCOS:

Los 5 anti alimentos

Azúcar blanca, sal refinada, harina blanca, leche de vaca pasteurizada y arroz blanco.

Estos mal llamados alimentos, están repletos de sustancias químicas utilizadas en sus procesamientos que son puro veneno para el organismo. Están llenos de calorías que no aportan prácticamente nutrientes. El cuerpo tiene reacciones inflamatorias, sobre todo a nivel intestinal, las cuales afectan al sistema inmune. El organismo, para metabolizarlos, tiene que utilizar nutrientes esenciales los cuales coge de las reservas del cuerpo agotando estas. Muchos de esos nutrientes son básicos para un buen nivel de energía y un sistema inmune en forma.

LOS ALIMENTOS PRECOCINADOS:

Cada vez es más común que la gente compre comidas ya hechas para ahorrar tiempo y en muchos caso también dinero, ya que las puedes encontrar a precios muy económicos: platos de recetas ya preparados para calentar y comer, comida chatarra, congelados procesados como pizzas, lasañas, etc.

Estos alimentos, muchas veces, ya llevan grandes cantidades de uno o varios de los antia-alimentos antes mencionados. Pero también, en su procesamiento, normalmente a altas temperaturas, las grasas se saturan, los carbohidratos se caramelizan, las proteínas se coagulan haciéndoles difíciles de digerir, lo cual va a gastar mas energía en su proceso digestivo y  se convierten en sustancias toxicas para tu organismo.

Hay una gran pérdida de nutrientes básicos como vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas, etc. que son fundamentales para tener un buen sistema inmune e imprescindibles para procesos metabólicos que son básicos para tener energía vital.

ALIMENTOS CON GLUTEN, SOBRE TODO, GLUTEN DEL TRIGO COMÚN:

El gluten es una proteína que se encuentra básicamente en la mayoría de los cereales. Ya por si sola es bastante difícil de gestionar por el organismo y en exceso saturan los intestinos al ser altamente pegajosa. De hecho hay industrias que utilizan el gluten para hacer pegamentos.

Pero si hablamos del gluten del trigo común, este tiene cadenas de aminoácidos más complejas que son aun más difíciles de digerir.

Estas proteínas, a veces, se cuelan al torrente sanguíneo sin ser disgregadas en aminoácidos, que son los nutrientes que el cuerpo puede manejar en sangre.

Esas proteínas hacen reaccionar al sistema inmune porque éste lo ve como una sustancia extraña, descontrolándolo e incluso a la larga afectando en enfermedades autoinmunes.

LOS ALMIDONES:

Igualmente que el gluten, los almidones en exceso saturan el intestino y hay industrias que los utilizan para hacer pegamentos.

Los alimentos con grandes cantidades de almidones son: los cereales, la patata, boniato, batata, etc. Los cereales refinados tienen muchas más cantidad que los integrales.

Hoy en día, sobre todo en occidente, que venimos de la cultura del pan y del cereal, se consumen en exceso.

Una de las cosas que más ha influido en esto, es la pirámide nutricional en la que se basa la dietética oficial en la cual, los cereales están en la base de la misma.

Lo que ocurre es que esta pirámide nutricional viene de los años 50 y está totalmente obsoleta.

Ya hay otras pirámides nutricionales como la de la Universidad de Harvard o la Fundación Española del Corazón en las que en su base están las verduras y las frutas.

Ahora veremos que alimentos son más adecuados y fundamentales para tener un buen sistema inmune y unos niveles de energía vital altos.

HAY TRES BASES FUNDAMENTALES A LA HORA DE ELEGIR LOS ALIMENTOS:

1. Mejor los alimentos crudos que los cocinados.

Alimento Crudo

El calor transforma negativamente, destruye o hace disminuir considerablemente ciertos nutrientes:

  • Enzimas, antioxidantes, vitaminas, minerales, oligoelementos; se reducen considerablemente y algunos de ellos, más volátiles como las enzimas, desaparecen por completo.
  • Los ácidos grasos y las grasas saludables se saturan convirtiéndose en perjudiciales.
  • Las proteínas se coagulan convirtiéndose en sustancias toxicas y difíciles de digerir.
  • Los hidratos de carbono se caramelizan e igualmente se convierten en tóxicos en cierta medida.
  • Los aditivos y sustancias toxicas como residuos de medicamentos y vacunas que pueden llevar carnes, pescados y demás alimentos, con el calor se hacen más tóxicos.

Es importante que en la dieta haya una buena base de alimentos crudos como: frutas, ensaladas, verduras, hortalizas y cierta cantidad de frutos secos y semillas.

Evidentemente, hay vegetales que no se pueden comer crudos por qué serian indigestos, pero hay una gran cantidad de ellos que si se pueden tomar según la naturaleza nos lo da. Esos serian los alimentos más fisiológicos para nuestro sistema digestivo como seres humanos.

2. Mejor los alimentos integrales que los refinados.

Cereales Integrales

El refinamiento de los alimentos, hace perder, disminuir o trasforma negativamente nutrientes fundamentales, y en su proceso se utilizan tóxicos perjudiciales:

  • Los cereales refinados como las harinas blancas, azúcar blanca, sal común, arroz blanco, cereales del desayuno o panes, pierden nutrientes muy importantes como la fibra, germen, vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos, enzimas, etc.
  • En su procesamiento se utilizan temperaturas muy altas que, como apuntábamos anteriormente, transforman negativamente los macronutientes y destruyen gran parte de los micronutrientes.
  • En ese refinado se utilizan disolventes de todo tipo que son venenosos para el cuerpo.

Por eso hay que tomar alimentos integrales y no refinados para obtener los nutrientes necesarios, en cantidades necesarias y no saturar de toxinas y acidificar el organismo.

Los alimentos refinados están llenos de calorías, vacíos de nutrientes y llenos de sustancias químicas perjudiciales y eso tiene consecuencias negativas. Por no decir, en algunos de los casos, catastróficas para el organismo.

3. Mejor los alimentos de origen vegetal que de origen animal.

Hay mucha controversia en si el ser humano es vegetariano, omnívoro o carnívoro. En este artículo no vamos a tocar ese tema ya que tendría que ser un artículo específico para ello.

Pero sí vamos a tener en cuenta a la hora de la elección de los alimentos, aparte de las otras dos bases fundamentales, esta tercera.

Eso no quiere decir ni mucho menos que en tu alimentación no haya alimentos de origen animal, pero los de origen vegetal siempre van a ser superiores en nutrientes.

  • En la dieta occidental se detectan muchas enfermedades relacionadas con el consumo excesivo de alimentos de origen animal. Las carnes en exceso, perjudican los riñones y el hígado y son alimentos que acidifican el organismo.
  • Las granjas de animales para consumo humano, estan súper explotada y los animales tienen una alimentación a base de piensos procesados muy poco adaptada a su fisiología.
  • Se les tratan con mucho medicamentos, hormonas y vacunas. Además estas sustancias se quedan, en una medida, en el alimento que se consume finalmente.
  • El estrés que tienen en estas granjas industriales genera una bioquímica (adrenalina, cortisol, etc.) en sus cuerpos, que los toxifica y queda en el alimento que se consume.

Aumenta los alimentos de origen vegetal y disminuye los de origen animal. Si consumes alimentos de origen animal, elige mejor los de producción ecología respetuosa, en la que tienen una alimentación más adecuada, no se les trata con tantas sustancias químicas y no padecen tal cantidad de sufrimiento y estrés.

Ahora veremos algo fundamental a tener en cuenta: “aunque comas alimentos muy saludables, si no los comes de forma correcta, no se podrán digerir ni asimilar correctamente”. Eso es fundamental y afecta directamente en tu energía vital y tu sistema inmune. ¿De qué sirve si estas comiendo algo muy saludable pero gastas mucha energía en el proceso digestivo, se pudre o fermenta y no le llega el nutriente a tu célula?

HAY TRES BASES FUNDAMENTALES A LA HORA DE CÓMO COMER PARA PODER DIGERIR Y ASIMILAR DE FORMA ÓPTIMA:

1. La correcta combinación de los alimentos.

Combinacion de los Alimentos

Esto no es una teoría, es pura fisiología.

Iván Pavlov, fisiólogo Ruso, hizo unos estudios de fisiología sobre las glándulas digestivas  por el cual obtuvo el premio nobel.

Por ejemplo, las frutas y los dulces hay que tomarlos con el estomago vacío. La digestión de estos, se hace en el intestino, no hay digestión en el estomago al ser básicamente azucares simples, vitaminas, minerales, antioxidantes una buena cantidad de agua y fibra.

Si comes un arroz y después la fruta, esta no podrá pasar al intestino hasta que no se haya hecho la parte de digestión estomacal del arroz, que serian unas dos horas o más. La fruta se junta con el arroz y al ser azucares simples y estar tanto tiempo en el estomago, fermentará junto el arroz.

2. Los Biorritmos.

Biorritmos. Ciclos Circadianos

El ser humano es un animal diurno y nos regimos por el ciclo luz y oscuridad.

Los ciclos circadianos marcan nuestros ritmos internos activando o desactivando sistemas, glándulas, hormonas, etc.

  • De 6 de la mañana a 2 de la tarde el cuerpo está en una fase de eliminación.
  • De 2 de la tarde a 10 de la noche en una fase de apropiación (nutrición).
  • De 10 de la noche a 6 de la mañana en una fase de asimilación de nutrientes y regeneración.

A partir de las 22h el sistema digestivo se va ralentizando y no tiene capacidad de digerir de forma óptima. Lo que comas a partir de esa hora, si no es muy ligero y poca cantidad, no lo podrás manejar de forma correcta y los alimentos, en caso del carbohidrato, tenderán a fermentar y el proteico a pudrirse.

Un desayuno muy temprano y pesado, tampoco es bueno y pasará exactamente lo mismo. El digestivo todavía no se ha activado de forma óptima y a esas horas si tienes hambre lo mejor es comer cosas ligeras cómo por ejemplo, frutas.

Si te fijas bien en los niños pequeños, que todavía no están tan condicionados como los adultos, la comida que más complicada es para ellos, es el desayuno, casi ninguno quiere desayunar ya que su cuerpo todavía no le está pidiendo comida.

Evidentemente estos biorritmos son un poco relativos y están sujetos a otros factores: si es verano o invierno, la latitud del planeta en la que vivas, a qué hora te levantes y qué tipo de actividad tengas, tu constitución y algunos otros factores influyentes.

3. El hambre real y el hambre falsa.

Comer Emocional

Si el cuerpo realmente no está pidiendo alimentos, no está preparado para digerir y asimilar los nutrientes de forma correcta. Es algo de mucho sentido común, el cuerpo sabe ¿crees que es bueno ir en contra de lo que te pide el cuerpo? Si te pide descansar y te pones a hacer una actividad, eso te va a perjudicar, si tienes sed y no bebes, también. Lo mismo pasa con la comida, si no tienes hambre y comes, no es bueno.

El problema es que es muy difícil diferenciar cuando realmente te está pidiendo tu cuerpo comer de forma real, ya que muchas veces pide comer, no por que necesite comida, más bien se come para calmar la ansiedad o tapar algún malestar, una emoción o estimularse.

También estamos regidos por los horarios y comemos porque llega la hora o para socializar.

Sería inviable comer siempre con hambre real, pero se podría autogestionar para entrar en un equilibrio sin generar tensión. Para eso, lo primero es hacerse consciente y saber diferenciar el hambre real de la falsa.

EL INTESTINO:

Intestino y Sistema Inmune

Tener un intestino sano, es fundamental para la salud en general y especialmente para el sistema inmune, el ánimo y la energía.

Una gran parte de las defensas se generan en el intestino y el equilibrio en la microbiota es muy importante.

Una buena parte de la serotonina, una hormona que es básica para tener un buen estado de ánimo, también se genera en el intestino.

La vitamina B12 se produce en su mayoría en el intestino por medio de fermentaciones saludables y esta es imprescindible para el sistema nervioso y la oxigenación de la sangre.

Pero ya no solo eso, por el intestino se absorben los nutrientes siendo una de las bases de nuestra salud, energía y sistema inmune.

El intestino tiene la capacidad de diferenciar nutrientes de tóxicos, dejando pasar al torrente sanguíneo los nutrientes e impidiendo el acceso a los tóxicos

Esta llamada permeabilidad intestinal, es una de las cosas que más se deteriora por nuestros hábitos alimenticios con la consecuencia de no estar bien nutridos y que el cuerpo se sature de toxicidad.

*Para tener un intestino sano aplicar todo lo anteriormente dicho.

LA TOXICIDAD Y LA ACIDIFICACIÓN:

Toxicidad y Acidificación

Esta es una de las claves más importantes a tener en cuenta para que el sistema inmune sea óptimo y haya un buen nivel de energía vital.

Un cuerpo con excesiva toxicidad y un medio acido, no alcalino, es el caldo de cultivo perfecto para que virus y bacterias perjudiciales proliferen a sus anchas.

Una célula rodeada de toxicidad se va deprimiendo en oxígeno y esta, no podrá generar suficiente energía y tampoco mantenerse en condiciones.

Si las células no están en condiciones, directamente afectara a nuestro sistema inmune y energía vital.

Una de las formulas más efectivas para limpiar y alcalinizar el cuerpo, son las depuraciones y los ayunos, ya sean totales o ayunos intermitentes.

El problema es que desde hace tiempo esto se ha puesto de moda y se cometen muchos errores que pueden ser altamente perjudiciales.

Tanto un ayuno como una depuración, siempre tienen que ir guiados por un profesional con gran experiencia en este ámbito.

Y evidentemente, tanto los ayunos como las depuraciones o Detox, siempre hay que hacerlos con el enfoque de hacer una toma de conciencia y que esta, te lleve a un cambio real, ya que no es más limpio el que más limpia, si no, el que menos ensucia.

OTRAS COSAS IMPORTANTES DEL SER HUMANO A TENER EN CUENTA PARA TENER UN SISTEMA INMUNE ÓPTIMO Y UN BUEN NIVEL DE ENERGÍA VITAL:

Hábitos Saludables

Aunque este articulo va de alimentación, no podemos dejar de indicar otras cosas importantes para el sistema inmune y la energía vital.

Evidentemente, para tener un sistema inmunitario óptimo y un nivel de energía elevado, no solo se trata de que te alimentes bien.

El ser humano no está dividido, es una unidad y hay que tratarla como tal teniendo una visión holística.

Hay otros factores básicos e importantes que hay que tener en cuenta, que en su conjunto y cuando hay un equilibrio entre ellos, es lo que va a hacer que realmente tu sistema inmune y tu energía vital estén equilibrados y en condiciones optimas.

Pero sí es cierto que la alimentación es uno de los grandes pilares a tener más en cuenta.

Hoy en día, este es uno de los factores que más en desequilibrio está, pasando incluso desapercibido y creemos que nos alimentamos bien cuando realmente no es así. Hay muchas dudas, controversias, ofertas de formas de alimentarse e intereses económicos y de poder que distorsionan esta realidad.

Simplemente vamos a enumerar alguno de esos factores fundamentales y básicos para tener un buen sistema inmunológico y gran vitalidad:

  • Descanso y sueño nocturno. Básico y fundamental para la salud en general y especialmente para generar energía y células inmunitarias..
  • El ejercicio. Estamos diseñados para movernos y es básico para una buena tonificación de todos los órganos y músculos y una buna oxigenación de la sangre.
  • Contacto con la naturaleza y sus cuatro elementos: agua, tierra, fuego y aire. Estas fuentes nos alimentan y si ellas no sería posible la vida.
  • Ocio: hacer algo solo por el hecho del disfrute, eso quita tensión y carga las pilas.
  • Relaciones sociales saludables: el ser humano es un ser gregario y necesitamos de las relaciones. A través de esa área nos cargamos las pilas y nos nutrimos.
  • Gestión emocional: si reprimes las emociones y no sabes gestionarlas, desvitalizaran tu cuerpo y te generarán conflictos, bajando la energía y deprimiendo las defensas de tu cuerpo.
  • Mente calmada: El incesante parloteo mental y preocupaciones enervan todo el organismo deprimiéndolo y desgastándolo. Ingerimos demasiada información la cual el cerebro no tiene capacidad de gestionar. Y mucha parte de esa información es toxica. Hay muchas creencias limitantes y pensamientos irracionales que distorsionan la realidad, quitan la paz y la armonía, llevándonos a baja energía y deprimiendo nuestro sistema inmune.

CONCLUSIÓN:

Hacer un cambio en la alimentación de forma realista y que se pueda mantener a largo plazo sin generar tensión, no es fácil.

La forma de alimentarnos está atada a muchos factores: vínculos con ciertos platos, gustos, el compartir social, vacaciones, familia, comer emocional, etc. Eso lo hace complicado a la hora de hacer un cambio estable, que no sea a base de fuerza de voluntad y se pueda mantener a la larga.

Una alimentación saludable es uno de los más grandes pilares de la salud y la prevención de las enfermedades.

Hoy en día no se le da el valor real y vital que tiene. Las instituciones o personajes influyentes en salud, dan poca claridad e importancia al tema.

La información que hay a nivel nutricional y alimenticio genera mucha confusión por haberse convertido en un negocio y por las numerosas formas de vista diferentes que hay al respecto.

Puedes ir dando pequeños pasos en mejorar tu forma de alimentarte para tener un sistema inmune optimo y un nivel de energía alto, o puedes asistir a una MasterClass (5 Claves Fundamentales y Prácticas de Alimentación para Aumentar las Defensas y el Sistema Inmune) a la cual estas invitado, donde explicare con detalle y de forma práctica, como puedes comenzar a hacer este cambio.

En esta Clase Maestra veremos:

La energía es la clave.

  • Los 3 grandes sistema de energía vital: Nutricional, relacional y depurativo-regenerativo.

Aquí te explicaré uno de los secretos más importantes el cual te va a revelar como realmente se genera la enfermedad y cómo se puede recuperar la salud. Especialmente para tener un sistema inmune óptimo y un nivel de energía vital alto el cual es la clave de nuestra salud a todos los niveles.

El intestino, el órgano de las defensas:

  • Como tener un intestino saludable y una microbiota equilibrada por medio de la alimentación.

Explicaré la importancia de este órgano para tus defensas y energía. Cuáles son los alimentos que más perjudican y los que más benefician a tu intestino.

Qué comer (Nuestro alimento más ideal para las defensas y la energía vital):

  • Las 3 bases fundamentales a la hora de la elección de los alimentos.

Desarrollaremos de forma práctica estas 3 bases fundamentales:

  • Mejor el alimento vegetal que el de origen animal.
  • Mejor el alimento entero que el refinado y desfragmentado.
  • Mejor el alimento crudo que el cocinado.

Cómo comer los alimentos para que se puedan digerir y asimilar de forma correcta:

  • La correcta combinación de los alimentos.
  • Los Biorritmos del cuerpo (cuáles son las horas más adecuadas de comer y que alimentos son mejores en esas horas).
  • El hambre Real y el Hambre falsa y el comer emocional (Como diferenciarlos y gestionarlos).

En este punto nos centraremos mucho en cosas prácticas y fáciles de aplicar en tu día a día.

Descansos digestivos, ayunos intermitentes y ayunos totales:

Veremos los diferentes ayunos y cuáles son las cosas a tener en cuenta para elegir el mejor para ti. Como la ciencia demuestra la efectividad para aumentar las defensas por medio de los ayunos. 

Aquí puedes apuntarte GRATIS a la MasterClass:  Las 5 Claves Fundamentales y Practicas de Alimentación para Aumentar las Defensas y el Sistema Inmune.

Pre-inscríbete ahora a la masterclass

Articulo sobre la Alimentación y la Conciencia

Articulo sobre la Alimentación y la Conciencia

“Comer es una necesidad, pero comer inteligentemente es un arte”
La Rochefoucauld

¿Qué es tener un nivel de conciencia elevado?

Es estar en una aptitud de testigo de lo que pasa, el poder observar los pensamientos, el cuerpo, las emociones y sentimientos sin identificarme con ellos, sin interpretar, comparar o juzgar y actuando en consecuencia.

¿Qué es alimentación?

Alimentación es la forma que tengo de comer; de qué forma lo hago y para qué.

Comemos por ansiedad, aburrimiento, insatisfacción, por agradar, para aliviarnos, distraernos, ocupar espacios, tristeza o porque llega la hora y un largo etc. comemos muchas más veces por este tipo de cosas, que por que realmente el cuerpo lo esté demandando

El nivel de conciencia que tengo va a influir en cómo me alimento, y el cómo me alimento a mi nivel de conciencia.

El proceso digestivo puede llegar a utilizar un 80% de la Energía Vital que tenemos. Es muy complejo, muy largo e intervienen muchos órganos. Lo cual nos dice que en ese momento sólo nos queda un 20% de energía para el resto de los procesos físicos, mentales y emocionales.

Empieza con la masticación, posteriormente interviene el estómago, hígado, páncreas e intestino. El intestino tiene que absorber los nutrientes y el sistema circulatorio tiene que llevarlos a las células, y éstas, tienen que absorberlos.

Este gran proceso va a requerir un gasto enorme de energía y va a depender de lo que como y, sobre todo, de cómo lo como.  Si no lo hago correctamente, el nivel de conciencia baja inmediatamente.

¿Quién no ha vivido después de una buena comida el sopor, sueño y cansancio?

Otra razón que influye a nuestra conciencia es el comer emocional

Cuando de pequeños nos sentimos mal, que son muchas veces, ya que estamos llenos de frustraciones, miedos y emociones negativas, nuestros padres nos dan alimentos que ocasionan un efecto calmante o estimulante instantáneo; chocolate, caramelos, bollos, chucherías, productos llenos de sustancias adictivas como los glutamatos, aditivos artificiales, azúcares y harinas refinadas. Este efecto calmante hace que nos sintamos mejor y aliviados instantáneamente, pero de forma momentánea.

Ya desde pequeños aprendemos a esperar una solución rápida a nuestros problemas y un alivio instantáneo a nuestro malestar emocional o físico.

Este patrón de gratificación instantánea y del comer emocional cada vez se refuerza más a medida que no soy consciente de él. El cuerpo y el subconsciente lo van aprendiendo muy bien. Ya saben que cuando hay algo que provoca malestar, comiendo se calma. Esto se va instaurando y lo vamos haciendo sin reparar en ello.

Al anestesiarnos por medio de la alimentación disminuye nuestro nivel de conciencia y sensibilidad; lo que el cuerpo, la mente, emociones y sentimientos nos dicen. La lucidez y energías no van a ser suficientes para movilizarnos a buscar soluciones y dirigirnos a cumplir nuestro cometido vital.

Una alimentación no adecuada hace acumular una carga tóxica y nos roba energía

Nos acidifican y bajan el nivel de vibración, afectando a la salud física, psíquica y emocional. Enturbia la mente, las emociones y los sentimientos y nos baja la conciencia.

Comer alimentos naturales y fisiológicos, especialmente los alimentos vivos como frutas y verduras frescas, y comerlos de una forma que el cuerpo pueda digerir y asimilar bien; combinando correctamente, con un hambre real, dentro de unos biorritmos, etc… nos va a proporcionar todos los nutrientes necesarios; vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas, grasas, carbohidratos y sustancias sutiles. Pero lo más importante es, que nos aportará mucha más energía vital, lucidez mental y un nivel alto de vibración y conciencia. Habrá más sensibilidad para poder sentir y captar ese idioma maravilloso del cuerpo y el corazón que nunca mienten.

Alimentación consciente y saludable

Es muy importante alimentarnos adecuadamente para estar sanos

Si tuviéramos un alto nivel de conciencia, no seríamos tan influenciables en lo que comemos y la forma en lo que lo hacemos. Escucharíamos más al cuerpo y sabríamos identificar cuándo un alimento, o forma de comerlo, lo gestiona mejor o peor. Normalmente estamos dormidos y entretenidos en qué hacer dentro de un rato, mañana o la semana que viene, o le estoy dando vueltas a algún problema que he tenido. Estamos desconectados totalmente de nuestro cuerpo.

Pocas veces soy “plenamente” consciente de lo que está pasando en el momento presente; en mi mente, cuerpo o alrededor de mi.

Si empezamos a comer de una forma adecuada y los alimentos más adecuados, empezaremos a sentirnos más lucidos, con más atención, más sensibles a lo que pasa en mi cuerpo, mente y corazón.

Tendremos más energía para gestionar situaciones que me sacan de esa conciencia, de estar presente y atento y así podré accionar hacia donde la vida me pide.

Los grandes místicos y filósofos han tenido muy en cuenta y han aplicado los ayunos y una alimentación adecuada. Cuando la energía no está en el aparato digestivo, sube a los campos más sutiles y la conciencia se expande.

Articulo escrito por Roberto Chakra. Naturópata Higienista Holístico. En la Revista Universo Holístico el 17 de julio del 2018.

Si quieres saber más consulta nuestros programas y retiros haciendo click aquí